© 2017 by Serviajeros

    Río Kwai
HASTA PRONTO BANGKOK!

Empezada un nuevo día y con las maletas preparadas nos fuimos a desayunar.Temprano nos vendrían a recoger al hotel de Bangkok para tomar una nueva ruta en esta fantástica aventura que apenas empezábamos a saborear.El destino al que nos dirigíamos era al Río Kwai,donde haríamos noche en medio de la selva en un hotel que prometía mucho!Antes de llegar nos esperaban unas cuantas aventuras.Una vez desayunado y recogido nuestras maletas de la habitación,nos esperaba el autobús en el lobby para dirigirnos a la provincia de Kanchanaburi!Empezamos el trayecto disfrutando de las calles muy vivas de la ciudad a pesar de lo temprano que era,todo un placer visual y un buen sabor de boca que nos dejaba la ciudad de Bangkok,sin duda toda una experiencia y por supuesto volveremos en algún momento.

bangkok
KANCHANABURI
Cementerio de la guerra Kanchanaburi

Hacía ya un rato que viajábamos en autobús y el guía nos avisaba que nos fuéramos despertando,ya que estábamos a punto de llegar al cementerio de la guerra en Kanchanaburi.Descendimos del bus y el guía nos explicó antes de entrar la cantidad de soldados muertos en la guerra,nos dijo que una vez dentro debíamos guardar respeto y silencio,la entrada se compone de dos arcos,una antesala donde se encontraba una señora que custodiaba la entrada definitiva al recinto.Al entrar en el gran parque,acolchado con un verde césped,custodiado por una gran cruz de mármol en el centro,en el suelo y como si en hilera perfecta se tratara,se encontraban las lápidas de los soldados que habían perecido en la guerra,solo se rompía por la soledad de algún gran árbol que parecía que había crecido por casualidad.El lugar es solemne y os hará reflexionar en el sentido de la vida,tiene un parecido asombroso a los cementerios de guerra de los Estados Unidos.

Una vez finalizada la visita al cementerio,nos desplazábamos al museo JEATH que se encontraba en las afueras de la ciudad,el bus paró en un lateral de la carretera y entramos en una especie de hacienda un poco castigada por el tiempo.La entrada del museo se componía por el paso de la muerte y las letras JEATH,que son las siglas de las nacionalidades de los soldados que allí lucharon,japonés,inglés,australiano,estadounidense,tailandés y holandés.Una vez dentro del museo,que se compone de chozas unidas,era como un gran pasillo donde se mostraban artilugios de guerra y sobre todo fotos de los prisioneros cuando construyeron el paso de ferrocarril que debía unir Tailandia con Birmania.El museo no tiene nada relevante,pero merece mucho la pena ya que es peculiar la forma de entender lo que allí sucedió y de como ellos lo muestran al mundo.Creo que en vuestra vida disfrutaréis de un museo que de sencillo que es,es bonito.

TREN DE LA MUERTE

Una vez terminada la visita del museo,volvimos al bus y nos dirigimos a un bonito muelle desde donde cogeríamos unas pequeñas barcas,la navegación no tardaría más de treinta minutos por el río Kwai.Ya divisábamos el gran puente de hierro en el horizonte y un gran buda que se alzaba en medio de la selva,las vistas espectaculares!Al llegar al muelle de desembarque,el guía nos pidió que lo siguiéramos por una escaleras bastante inclinadas,pero al llegar al final,la sorpresa fue espectacular!Estábamos en la estación de Kanchanaburi!y alrededor de la estación un montón de bares donde poder refrescarse,puestos con cocos frescos,comida,un montón de souvenirs y donde poder comprar cualquier cosa.La estación no es demasiado grande aunque muy bonita,pero lo mejor de lo mejor es que íbamos a coger el famoso tren de la muerte!!!El trayecto duraría una hora más o menos,como aún era pronto decidimos buscar un sitio para refrescarnos...dimos un pequeño paseo por las dos calles del lugar y entramos en un bar muy moderno con aire acondicionado y wifi,tomamos un granizado de frambuesa y estuvimos un rato charlando de lo emocionante que estaba siendo el viaje.Decidimos volver a las instalaciones de la estación a tomar unas panorámicas del río,el puente y el entorno en general,no tiene desperdicio,además se puede pasear por encima del puente ya que cuando va a llegar el tren te avisan,en la espera nos explicaron que el trayecto iba a ser muy entretenido pero no nos dijeron porqué...Llegada la hora asomaba el tren por el horizonte,la emoción crecía por momentos,tren muy típico y colorido,parecía que habíamos vuelto a la infancia cuando ibas a buscar algún familiar cuando llegaba en aquellos trenes grises que desprendían una gran cantidad de humo negro,aunque este era eléctrico!Los vagones y los asientos de madera,las ventanas se siguen abriendo deslizando el cristal hacia abajo,el reposa maletas siguen teniendo una red de alambres,el baño era mejor no usarlo,más que nada porque estaba lleno de bolsas y cajas de botellas de bebidas.El viaje comenzaba y el tren tomaba su camino por encima del gran puente de hierro del que habíamos disfrutado desde el río.Nos adentrábamos en la selva y los campos adornaban las curiosas ventanas del tren,casas en medio de la nada y lo mejor de todo es que el tren para en medio de un campo sin más y ves que unos cuantos pasajeros suben y bajan como si de una estación se tratara!El trayecto seguía y en un momento del viaje aparecía el revisor con el típico perforador de billetes en la mano,vestido de un color marrón y con gorra de ferroviario,andaba pidiendo y ticando los billetes tamaño folio de los pasajeros,el calor apretaba por momentos y el único respiro que teníamos eran las ventanas abiertas y unos ventiladores que iban mirando de un lado a otro casi sin soplar!Parecía que el viaje iba a ser tanquilo,pero en medio del vagón,aparecieron unas señoritas cargadas con bebidas y toallitas refrescantes que por unos pocos baths te hacías con tu bebida preferida!Por cortesía del tren te daban agua en una bolsa con una cañita para que te refrescaras!Una vez finalizada la venta de refrescos y casi sin dar respiro...apareció una señora que te hacía una foto,os vamos a explicar el procedimiento ya que es algo curioso...La señora toma foto a todos los pasajeros que lo deseen,una vez el tren para en una estación,extrae la tarjeta de la cámara y se la entrega a un señor que está esperando subido en una motocicleta,el tren sigue su camino y es en la próxima estación cuando el señor de la motocicleta esta esperando con todos los billetes del tren en la mano para entregárselo a la señora,el caso es que los billetes están perfectamente plastificados y son tú foto a todo color!!!entonces ella te busca y te vende el billete por 20baths como souvenir¡¡SORPRENDENTE!!Por supuesto nosotros cogimos el billete de tren con nuestra foto!Poco después el curioso y único viaje en el tren de la muerte llegaba a su fin...próxima parada!!!Tamkrase!!!

Puente de hierro Kanchanaburi
Tren Kanchanaburi
Tren de la muerte
Estación de tren Kanchanaburi
Tren de la muerte Kanchanaburi
ESTACION TAMKRASE

El viaje en tren llegaba a su fin,pasamos un gran puente casi suspendido en la nada y ya se divisaba la estación de Tramkrase!Pequeña pero muy muy bonita,en cierto modo nos recordaba a las antiguas estaciones que habían en España.Al bajarnos del tren,ya nos estaba esperando una gran calle en medio de la vegetación,llena de puestos donde los locales exponían sus artesanías y podías adquirir un esplendido y bonito regalo realizado a mano.Antes que nada tocaba ir a comer,ya que estaba bien entrado el mediodía,a unos metros de la estación se encuentra un restaurante que está techado como si de una auténtica palapa se tratara,aunque aún y así seguíamos estando al aire libre.El local es bastante espacioso y dispone de buffet libre con las bebidas a parte,pero lo mejor del lugar es el gran mirador que tiene y que deja ver una panorámica espectacular,al lado del río y lleno de una espesa vegetación.La comida muy típica y deliciosa,por supuesto en estos y en otros países hay que tener los sentidos abiertos a cosas nuevas y experimentar la forma de vivir y sobre todo de comer,nada de viajar al otro lado del mundo para ir a degustar una hamburguesa!Comimos tranquilamente y disfrutando del paraje,os recordamos que los baños públicos de estos países son muy diferentes y no demasiado higiénicos,es un punto a tener en cuenta para no llevarse sorpresas!

Una vez finalizada la comida,disponíamos un buen rato para pasear por la calzada de tierra en medio de la selva,llena de puestos donde poder entretenerse un buen rato,así que para bajar la comida y disfrutar del calor sofocante del mediodía,empezamos a pasear para ver si algo nos llamaba la atención!

Al rato volvimos a la estación porque se acercaba la hora de que llegara el próximo tren y desde luego no os lo podéis perder,aprovechamos el rato para tomar una preciosas fotos del entorno,cuando vimos que un chico vestido del típico jefe de estación de antaño aparecía,sabíamos que quedaban pocos minutos para la llegada del tren de la muerte,el muchacho entro en una pequeña caseta para desarrollar su trabajo,aprovechamos también para tomar unas fotos con él que muy amablemente accedió!Se oyó un gran silbido y el tren apareció encima del puente,os volvemos a insistir...no os lo podéis perder!Una vez finalizada la visita,tocaba retomar el bus para tomar la ruta que nos llevaría hasta el Paso de Hellfire.

  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • Google+ Social Icon